¿QUÉ ES EL CUPPING?

Esta técnica se ha hecho famosa de la mano de numerosos famosos, sobre todo en épocas deportivas como las olimpiadas con personajes tan seguidos como Michaels Phelps. Ahora, al ver estos moratones en la espalda podemos asociarlos rápidamente al tratamiento correspondiente, pero, en Fisioterapia Madrid queremos recordar en qué consiste exactamente.

La ventosaterapia o cupping, tiene su origen en la medicina tradicional china y es una técnica fisioterapéutica que busca mejorar el flujo sanguíneo y relajar la musculatura. Consiste en la aplicación de varias ventosas sobre determinados puntos acupunturales del cuerpo, la ventosa puede ser de cristal, bambú, cerámica, de plástico con bomba de aspiración, con pera de goma, magnéticas, neumáticas o computarizadas, las más nuevas.

En la técnica tradicional, el proceso comienza quemando un algodón dentro de la ventosa, lo que provoca un vacío de aire en el interior de forma que, al colocarla sobre la piel, esta será succionada. La ventosa conseguirá atraer a la sangre, favoreciendo la circulación a través de nuestros canales energéticos y ayudando en la eliminación de toxinas y la activación del sistema venoso y linfático.

Entre sus ventajas: relajante muscular, efecto analgésico, estimulación del metabolismo, activa la circulación, alivia el dolor de cabeza y las migrañas, fortalece los tendones.

Debido a su efecto analgésico, es muy utilizada en el ámbito deportivo para paliar el dolor derivado, además, el calor de la ventosa sobre la zona afectada tiene un efecto calmante. Suelen ser usadas frente a problemas articulares y musculares, buscando facilitar la recuperación de la condición física lo más rápido posible.Además, en Fisioterapia Madrid sabemos que, debido a sus propiedades, también está ganando fuerza en el campo de la belleza dado que limpia toxinas y estimula la oxigenación, activa el colágeno y la elastina, además de reducir hinchazón y ojeras. Toda una vieja práctica que vuelve a ponerse más de moda que nunca.